Tango and International Law

Tango is part of the UNESCO Representative List of the Intangible Cultural Heritage of Humanity since 2009.

It does not only embrace the dance -which is the most known feature of this marvellous tradition-, but it also includes musicians, composers, interprets, songwriters, teachers of the art and the national living treasures. Just to mention some of my favourite ones:  Manzi, Cadícamo, Discépolo, Trolio, Piazzola, Rivero, Gardel, Goyeneche and Sosa.

Tango was developed by the urban lower classes in Buenos Aires and Montevideo in the Rio de la Plata basin. As a dance, it has influences from the descendants of the African slaves and the Native American and European culture in the figure of the ‘criollos’. Their wide range of customs, beliefs and rituals merged and transformed into a distinctive cultural identity, which remains today as a national brand for Argentina and Uruguay.

However, it was not until the 20th century that tango was brought to Europe: the first tango craze took place in Paris, followed by London, Berlin and other capitals around the continent. Certainly, the rhythm played by the ‘bandoneonistas’ remind us the streets of Montmartre; while the nostalgic and dramatic -though greatly romantic- lyrics make us think about the Italian roots of their characters. All in all, the music, dance and pure poetry of tango both embodies and encourages diversity and cultural dialogue, which characterizes the Argentian and Uruguayan society nowadays.

But… what does it mean that Tango forms part of the UNESCO Representative List of the Intangible Cultural Heritage of Humanity?

First, that it must be safeguarded at the international level. All those States which have ratified the 2003 Convention for the Safeguarding of the Intangible Cultural Heritage have a duty to safeguard, ensure respect and raise awareness of its importance; providing for international cooperation and assistance to this end (Article 1).

Second, at the national level, Argentina and Uruguay are compelled to take the necessary measures to ensure that tango still alive through the adoption of general policies aimed at promoting it in their societies; fostering artistic studies and the creation of institutions for training in the management and transmission of tango, ensuring forums and spaces intended for its performance; ensuring access to tango while respecting customary practices governing it; provide educational, awareness-raising and information programmes particularly to young people; and ensure the widest possible participation of communities, groups and individuals that enrich, maintain and transmit the tango to the new generations (Part III).

As far as I could have seen when I was in Argentina, tango is not only promoted -which can be related to economic interests, given the rising amount of tourists that visit “Caminito” every year- but it is also highly internalized in the peoples: everyone listened to it at home while drinking mate with their relatives on Sundays.

Personally, I absolutely love it and I am glad to have discovered today that it is part of the international law: two passions in one.

As a gift, the masterpiece of ‘Adios Nonino’, one of my favourite tangos:

 

 

Breve Propuesta de Reforma del Sistema Electoral Argentino

En el presente estudio de caso se tratará una breve propuesta de reforma al sistema electoral argentino, con el ánimo de configurar un sistema más proporcional, siendo una vía plausible para aumentar la confianza de los nacionales argentinos en sus partidos políticos, cuyos niveles son los más bajos de Sudamérica, sólo después del caso de Perú;[1] si bien, por otra parte, es el segundo país que más apuesta por una democracia con partidos políticos y un Congreso Nacional.[2]

En las pasadas elecciones del 25 de octubre de 2015, cuando se eligieron a los cargos nacionales de la República Argentina,[3] el Congreso de la Nación renovó 130 de los 257 escaños totales.[4] Estos escaños son repartidos, de acuerdo con el artículo 45 de la Constitución de la Nación Argentina, en una proporción de un elector por cada 33.000 habitantes, o fracción que no baje de 16.500; fijando después el propio Congreso la representación con arreglo al censo. En todo caso, el mínimo de electores por provincia es de 5, lo que ha resultado arrojar una tasa de representación desigual.

Tabla 1. Tasa de Representación (Configuración actual)

graf-1

Fuente: elaboración propia a partir de los datos del Ministerio del Interior

Para resolver esta cuestión, se tratará de modificar dos elementos esenciales del sistema electoral argentino, a saber: (i) el número mínimo de escaños por circunscripción, que pasará de 5 a 2 escaños, alcanzando así el resto de escaños a representar a aquellas circunscripciones que cuentan con una densidad demográfica mayor; y (ii) la fórmula D’Hondt, que será sustituida por la cuota Hare considerada, en términos generales, la forma de reparto de escaños más proporcional, de tal manera que pueda darse entrada a los partidos pequeños ante la holgada hegemonía de las dos alianzas nacionales: Alianza Frente Para la Victoria y Alianza Cambiemos.

En el primero de los casos, tras reducir el número de electores de 2 a 1 –dado que, recordemos, nos encontramos ante la renovación de únicamente la mitad del Congreso- y repartiendo el resto entre las diferentes provincias en proporción a su población,[5] los resultados muestran la pérdida de electores en provincias de baja densidad de población, con la excepción de Santa Fe y Ciudad Federal; y el aumento de escaños a repartir entre las grandes ciudades y el Chaco.

Tabla 2. Reducción del Escaño Mínimo a 1 (Comparación)

CIRCUNSCRIPCIÓN ESCAÑOS REFORMA ELECCIONES 2015
TIERRA DEL FUEGO 1 3
SANTA CRUZ 2 2
LA PAMPA 2 2
LA RIOJA 2 3
CATAMARCA 2 2
SAN LUIS 2 2
CHUBUT 2 3
FORMOSA 2 3
NEUQUEN 2 2
RIO NEGRO 3 3
JUJUY 3 3
SAN JUAN 3 3
SANTIAGO DEL ESTERO 3 4
CORRIENTES 4 4
CHACO 4 3
MISIONES 4 4
SALTA 4 4
ENTRE RIOS 4 4
TUCUMAN 5 5
MENDOZA 6 5
C.A.B.A. 9 12
SANTA FE 9 10
CORDOBA 10 9
BUENOS AIRES 42 35

Fuente: elaboración propia a partir de los datos del Ministerio del Interior

 

En segundo lugar, en aplicación de la cuota Hare, se observa cómo, aunque los dos grandes partidos siguen teniendo una posición dominante en el Congreso de la Nación –perdiendo escaños tan sólo la Alianza Frente Para la Victoria (de 57 a 54 escaños)-, dicha fórmula ha permitido la introducción de pequeños partidos regionales, como el Frente Renovador, y ha aumentado el número de electores de aquéllos, tal y como se observa en el caso del Frente de la Izquierda y los Trabajadores, Alianza Progresista o Encuentro por Corrientes, si bien cabe llamar la atención sobre la desaparición del Frente Formoseño.

Gráfico 1. Configuración del Congreso de la Nación (antes y después de la reforma)

graf-2

Fuente: elaboración propia a partir de los datos del Ministerio del Interior

 

Con todo, se puede verificar cómo ambas medidas han supuesto (i) el aumento de la proporcionalidad en la representación y (ii) la entrada y mayor representación de pequeños partidos regionalistas, lo cual pudiera plantear la opción de una posible supresión del Senado, pues las provincias se encontrarían debidamente representadas en la institución con mayor peso en el procedimiento legislativo. Además, al no suponer una gran pérdida de escaños para las dos grandes Alianzas, puede aventurarse la salvaguardia de la gobernabilidad.

 

 

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA

Constitución de la Nación Argentina (1853).

World Values Survey. Wave 6: 2010-2014. Disponible en: http://www.worldvaluessurvey.org/WVSOnline.jsp. [Consultado el 04/12/2016]

Latinobarómetro. Informe 2013. Disponible en: http://www.latinobarometro.org/latContents.jsp. [Consultado el 04/12/2016]

Ministerio del Interior. Página web. Disponible en: http://www.mininterior.gov.ar/provincias/informacion-provincial.php. [Consultado el 04/12/2016]

[1] Datos del World Values Survey Wave 6: 2010-2014.

[2] Datos del Informe 2013. Corporación Latinobarómetro.

[3] Los cargos nacionales engloban a Senadores, Diputados, Presidente y Vice-Presidente y Parlamentarios del Mercosur (Nacionales y Regionales) Ver el Mapa de Cargos de la Dirección Nacional Electoral (Ministerio del Interior).

[4] Siguiendo el mandato del artículo 50 de la Constitución de la Nación Argentina.

[5] Ver Censos por Provincias. Ministerio del Interior.