Breve Propuesta de Reforma del Sistema Electoral Argentino

En el presente estudio de caso se tratará una breve propuesta de reforma al sistema electoral argentino, con el ánimo de configurar un sistema más proporcional, siendo una vía plausible para aumentar la confianza de los nacionales argentinos en sus partidos políticos, cuyos niveles son los más bajos de Sudamérica, sólo después del caso de Perú;[1] si bien, por otra parte, es el segundo país que más apuesta por una democracia con partidos políticos y un Congreso Nacional.[2]

En las pasadas elecciones del 25 de octubre de 2015, cuando se eligieron a los cargos nacionales de la República Argentina,[3] el Congreso de la Nación renovó 130 de los 257 escaños totales.[4] Estos escaños son repartidos, de acuerdo con el artículo 45 de la Constitución de la Nación Argentina, en una proporción de un elector por cada 33.000 habitantes, o fracción que no baje de 16.500; fijando después el propio Congreso la representación con arreglo al censo. En todo caso, el mínimo de electores por provincia es de 5, lo que ha resultado arrojar una tasa de representación desigual.

Tabla 1. Tasa de Representación (Configuración actual)

graf-1

Fuente: elaboración propia a partir de los datos del Ministerio del Interior

Para resolver esta cuestión, se tratará de modificar dos elementos esenciales del sistema electoral argentino, a saber: (i) el número mínimo de escaños por circunscripción, que pasará de 5 a 2 escaños, alcanzando así el resto de escaños a representar a aquellas circunscripciones que cuentan con una densidad demográfica mayor; y (ii) la fórmula D’Hondt, que será sustituida por la cuota Hare considerada, en términos generales, la forma de reparto de escaños más proporcional, de tal manera que pueda darse entrada a los partidos pequeños ante la holgada hegemonía de las dos alianzas nacionales: Alianza Frente Para la Victoria y Alianza Cambiemos.

En el primero de los casos, tras reducir el número de electores de 2 a 1 –dado que, recordemos, nos encontramos ante la renovación de únicamente la mitad del Congreso- y repartiendo el resto entre las diferentes provincias en proporción a su población,[5] los resultados muestran la pérdida de electores en provincias de baja densidad de población, con la excepción de Santa Fe y Ciudad Federal; y el aumento de escaños a repartir entre las grandes ciudades y el Chaco.

Tabla 2. Reducción del Escaño Mínimo a 1 (Comparación)

CIRCUNSCRIPCIÓN ESCAÑOS REFORMA ELECCIONES 2015
TIERRA DEL FUEGO 1 3
SANTA CRUZ 2 2
LA PAMPA 2 2
LA RIOJA 2 3
CATAMARCA 2 2
SAN LUIS 2 2
CHUBUT 2 3
FORMOSA 2 3
NEUQUEN 2 2
RIO NEGRO 3 3
JUJUY 3 3
SAN JUAN 3 3
SANTIAGO DEL ESTERO 3 4
CORRIENTES 4 4
CHACO 4 3
MISIONES 4 4
SALTA 4 4
ENTRE RIOS 4 4
TUCUMAN 5 5
MENDOZA 6 5
C.A.B.A. 9 12
SANTA FE 9 10
CORDOBA 10 9
BUENOS AIRES 42 35

Fuente: elaboración propia a partir de los datos del Ministerio del Interior

 

En segundo lugar, en aplicación de la cuota Hare, se observa cómo, aunque los dos grandes partidos siguen teniendo una posición dominante en el Congreso de la Nación –perdiendo escaños tan sólo la Alianza Frente Para la Victoria (de 57 a 54 escaños)-, dicha fórmula ha permitido la introducción de pequeños partidos regionales, como el Frente Renovador, y ha aumentado el número de electores de aquéllos, tal y como se observa en el caso del Frente de la Izquierda y los Trabajadores, Alianza Progresista o Encuentro por Corrientes, si bien cabe llamar la atención sobre la desaparición del Frente Formoseño.

Gráfico 1. Configuración del Congreso de la Nación (antes y después de la reforma)

graf-2

Fuente: elaboración propia a partir de los datos del Ministerio del Interior

 

Con todo, se puede verificar cómo ambas medidas han supuesto (i) el aumento de la proporcionalidad en la representación y (ii) la entrada y mayor representación de pequeños partidos regionalistas, lo cual pudiera plantear la opción de una posible supresión del Senado, pues las provincias se encontrarían debidamente representadas en la institución con mayor peso en el procedimiento legislativo. Además, al no suponer una gran pérdida de escaños para las dos grandes Alianzas, puede aventurarse la salvaguardia de la gobernabilidad.

 

 

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA

Constitución de la Nación Argentina (1853).

World Values Survey. Wave 6: 2010-2014. Disponible en: http://www.worldvaluessurvey.org/WVSOnline.jsp. [Consultado el 04/12/2016]

Latinobarómetro. Informe 2013. Disponible en: http://www.latinobarometro.org/latContents.jsp. [Consultado el 04/12/2016]

Ministerio del Interior. Página web. Disponible en: http://www.mininterior.gov.ar/provincias/informacion-provincial.php. [Consultado el 04/12/2016]

[1] Datos del World Values Survey Wave 6: 2010-2014.

[2] Datos del Informe 2013. Corporación Latinobarómetro.

[3] Los cargos nacionales engloban a Senadores, Diputados, Presidente y Vice-Presidente y Parlamentarios del Mercosur (Nacionales y Regionales) Ver el Mapa de Cargos de la Dirección Nacional Electoral (Ministerio del Interior).

[4] Siguiendo el mandato del artículo 50 de la Constitución de la Nación Argentina.

[5] Ver Censos por Provincias. Ministerio del Interior.

 

El papel del Estado-nación en la globalización

El término globalización hace referencia a la salida de lo político del marco del Estado-nación. Con una nueva retórica de este fenómeno, que incluye la mundialización de la economía, de los mercados, y de las distintas corrientes en el ámbito financiero y tecnológico, es posible que instituciones que parecían cerradas a la configuración política estallen, abriéndose al nuevo panorama mundial[1].

De esta forma, asistimos al conflicto existente entre las decisiones democráticas a nivel nacional y las decisiones tecnocráticas a nivel supranacional[2]; donde la combinación entre democracia, soberanía nacional y globalización parece un ideal más que una realidad concreta.

Con este escenario de fondo… ¿qué puede esperarse del Estado-nación como actor en el contexto internacional?

Para ver su papel tanto en el ámbito institucional supranacional, como en el ámbito interno -en este caso, en momentos de crisis como la actual-, sigue leyendo aquí.

 

[1] Beck, U. (1998) “¿Qué significa la globalización? Dimensiones, controversias y definiciones”.  ¿Qué es la globalización? Falacias del globalismo, respuestas a la globalización. pp. 45-91

[2] Rodrik, D. (2011). La paradoja de la globalización. Antoni Bosch Ed. S. A.

Curso de verano. La empresa como modo de innovación social: La promoción de los Derechos Humanos en el comercio internacional.

Durante los días 14 y 15 de julio la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), en colaboración con el Instituto de Gobernanza Democrática Globernance y en el marco del proyecto europeo Human Rights in Business, organizan el curso de verano La empresa como modo de innovación social: la promoción de los DDHH en el comercio internacional.

El mencionado curso cuenta con la dirección de dos grandes nombres del Derecho Internacional Público y Privado, con los que he tenido la grandísima suerte de compartir mis horas de trabajo:

Juan José Álvarez es Catedrático de Derecho Internacional Privado de la UPV, ha sido director académico del centro de la UNED en Bergara durante más de 10 años, y ha dirigido otros tantos cursos y conferencias nacionales e internacionales. Secretario General del Consejo Vasco del Movimiento Europeo de 2003 a 2010, desde éste último año es también Secretario de Globernance, y como tal, coordinador del proyecto HRs in Business. Es además miembro del Comité Académico del Observatorio Jurídico transfronterizo hispano-francés.

Katerina Yiannibas es Profesora de Derecho Internacional Público y Privado en la Universidad de Deusto. Su área principal de investigación es la resolución de conflictos internacionales; en particular, los métodos alternativos de resolución de conflictos, arbitraje, mediación, conciliación y negociación. Es miembro del New York State Bar y mediadora certificada. Ganó el premio Harlan Fiske Stone mientras cursó su Doctorado en la Universidad de Columbia. Es la Project Manager de HRs in Business.

Los principales objetivos del curso son, fundamentalmente, reflexionar y debatir constructiva y transversalmente sobre la controversia actual en torno a la responsabilidad corporativa de las empresas y su relación con los DDHH, sensibilizando e involucrando a los diversos stakeholders -juristas, empresarios, abogados, trabajadores, ONGs, estudiantes, etc.-. De esta manera, se tratará de reinventar y redefinir el alcance de la empresa como modo de innovación social y económica considerando, sobre todo, el papel de las PYMEs en el marco internacional. Por último, se pondrán sobre la mesa los distintos desafíos jurídico-técnicos, económicos y éticos actuales, y se harán las propuestas concernientes a sus posibles soluciones.

Es, por tanto, una oportunidad no sólo para profesionales y/o académicos relacionados con el Derecho o la Administración y Dirección de Empresas, sino también para aquellas ONGs, miembros de asociaciones estudiantiles o público en general que esté interesado en la materia de DDHH.

Como plato fuerte del programa del curso cabe destacar, de entre todas las actividades, el Debate abierto social: las consecuencias sociales del TTIP, continuando así con una de las últimas conferencias que se desarrollaron en el marco del proyecto paralelo, European Dialogues. Maria Carmen Gallastegi (Catedrática de Teoría Económica, UPV/EHU), José Ramón Mariño Castro (Economista, Comisión Nacional del TTIP de ATTAC) y Pablo Paisan Ruiz (Abogado, Cuatrecasas, Gonçalves Pereira) serán los encargados de liderar este debate, cuya temática es controvertida a la par que sumamente actual.

Para matricularse en el curso, ver aquí el formulario y las tarifas.

Personalmente, como parte indirectamente implicada en el proyecto HRs in Business, creo que el Curso de Verano es una manera muy dinámica de abordar los resultados de profundas investigaciones que se llevan desarrollando desde septiembre de 2014 por múltiples investigadores de distintas Universidades europeas. Tanto en materia de Derecho Internacional Privado (jurisdicción, mecanismos extra-judiciales de resolución de conflictos y ley aplicable), como de Derecho Internacional Público (responsabilidad internacional de las empresas transnacionales y standards of care) se ha abierto un nuevo horizonte donde el cuestionamiento del desarrollo legislativo europeo es la principal línea de acción. Ahora comienza una etapa de implementación donde la meta es conseguir  que hablar de Derechos Humanos y responsabilidad extracontractual de las empresas no sea algo ajeno a la sociedad civil. Cada vez hay más trabajadores de grandes empresas multinacionales que desconocen la tutela judicial efectiva que les asiste en caso de violación de sus Derechos Humanos.

Economía del terrorismo (I) Condicionantes económicos del fenómeno terrorista

La economía del terrorismo es el estudio de las causas y consecuencias del terrorismo, así como de la eficacia de las políticas para combatirlo desde la perspectiva económica. El terrorismo, como término, no tiene una definición unívoca. No obstante, existe cierto consenso en torno a sus principales características, a saber:

  1. Consiste en el uso premeditado o la amenaza del uso de la violencia, normalmente de mano de actores no estatales.
  2. Tiene como finalidad influenciar a una gran audiencia.
  3. Sus objetivos son fundamentalmente de corte socio-político.
  4. Sus acciones se dirigen contra las partes no combatientes.

Estas simples notas dejan fuera muchos aspectos relacionados con el terrorismo, como por ejemplo, la apología. Sin embargo, el terrorismo como fenómeno es analizable en tanto es el resultado de una demanda y una oferta y supone el uso de recursos escasos susceptibles de utilizaciones alternativas. El grupo terrorista, por ende, ha de entenderse como una empresa. Responde a criterios económicos, pues tanto los oferentes (activistas y terroristas) como los demandantes (simpatizantes) se comportan de forma racional, y como tal no son impredecibles; esto es, la causa-efecto de sus acciones es susceptible de control. Con ello, se puede asegurar que no necesariamente todos los terroristas padecen una enfermedad mental, ya que la correlación entre ésta circunstancia y la pertenencia a un grupo terrorista es espuria.

Existen tres tipos básicos de racionalidad al hablar de este fenómeno:

  1. Racionalidad Instrumental-operativa: trata de minimizar los costes y maximizar la utilidad de las acciones. Responden a incentivos. Tanto oferentes como demandantes del terrorismo han demostrado ser racionales en este sentido. Un indicador de este tipo de racionalidad son los terroristas suicidas, en tanto encarnan el arma más inteligente; habiendo sido probado la participación de los terroristas suicidas con un nivel de educación más alto para atacar a objetivos más importantes, y viceversa.
  2. Racionalidad Darwiniana: se basa en la persecución del propio interés, que no siempre coincide con el interés egoísta del individuo. Tanto los terroristas como los simpatizantes tienen rasgos de este tipo de racionalidad, mientras que en el caso de los terroristas suicidas, no hay evidencia suficiente para considerar su inclusión.
  3. Expectativas racionales: se basan en la no comisión sistemática del mismo error. En este sentido, son los simpatizantes los únicos que demuestran participar ampliamente de este tipo de racionalidad.

Asimismo, suele hacerse alusión a las creencias equivocadas racionalmente elegidas por los oferentes del terrorismo, basadas en razones de identidad, sociabilidad, etc. Son ideales racionalmente irracionales, sin éxito para mantener la cohesión, y que normalmente son elegidos por el núcleo duro del grupo. ¿Realmente creía ETA que podría haber formado un País Vasco independiente en Europa? La respuesta será siempre la misma: es bastante dudoso. Las creencias forman parte de la publicidad de la empresa, luego no han de tomarse en términos estrictamente absolutos. La imagen que proyecta un grupo terrorista determinado, no significa necesariamente que todos sus componentes compartan dicha creencia, sino que normalmente cada individuo perseguirá su propio interés dentro del mismo. Por ello, una gran falencia de las políticas de contraterrorismo, y lo que explica su gran ineficacia, es que se concentran en los objetivos estratégicos del grupo terrorista, sin tener en cuenta que la competencia con otros grupos y con otros actores estatales los hace innovar; ser cada vez más dinámicos.

Breve resumen de la Jornada Economía del Terrorismo, organizado por la SEI-ICFS. Condicionantes económicos del fenómeno terrorista. José Manuel Rodríguez. Profesor Titular del  Dpto. de Análisis Económico: Teoría Económica e Historia Económica (UAM)