Breve Propuesta de Reforma del Sistema Electoral Argentino

En el presente estudio de caso se tratará una breve propuesta de reforma al sistema electoral argentino, con el ánimo de configurar un sistema más proporcional, siendo una vía plausible para aumentar la confianza de los nacionales argentinos en sus partidos políticos, cuyos niveles son los más bajos de Sudamérica, sólo después del caso de Perú;[1] si bien, por otra parte, es el segundo país que más apuesta por una democracia con partidos políticos y un Congreso Nacional.[2]

En las pasadas elecciones del 25 de octubre de 2015, cuando se eligieron a los cargos nacionales de la República Argentina,[3] el Congreso de la Nación renovó 130 de los 257 escaños totales.[4] Estos escaños son repartidos, de acuerdo con el artículo 45 de la Constitución de la Nación Argentina, en una proporción de un elector por cada 33.000 habitantes, o fracción que no baje de 16.500; fijando después el propio Congreso la representación con arreglo al censo. En todo caso, el mínimo de electores por provincia es de 5, lo que ha resultado arrojar una tasa de representación desigual.

Tabla 1. Tasa de Representación (Configuración actual)

graf-1

Fuente: elaboración propia a partir de los datos del Ministerio del Interior

Para resolver esta cuestión, se tratará de modificar dos elementos esenciales del sistema electoral argentino, a saber: (i) el número mínimo de escaños por circunscripción, que pasará de 5 a 2 escaños, alcanzando así el resto de escaños a representar a aquellas circunscripciones que cuentan con una densidad demográfica mayor; y (ii) la fórmula D’Hondt, que será sustituida por la cuota Hare considerada, en términos generales, la forma de reparto de escaños más proporcional, de tal manera que pueda darse entrada a los partidos pequeños ante la holgada hegemonía de las dos alianzas nacionales: Alianza Frente Para la Victoria y Alianza Cambiemos.

En el primero de los casos, tras reducir el número de electores de 2 a 1 –dado que, recordemos, nos encontramos ante la renovación de únicamente la mitad del Congreso- y repartiendo el resto entre las diferentes provincias en proporción a su población,[5] los resultados muestran la pérdida de electores en provincias de baja densidad de población, con la excepción de Santa Fe y Ciudad Federal; y el aumento de escaños a repartir entre las grandes ciudades y el Chaco.

Tabla 2. Reducción del Escaño Mínimo a 1 (Comparación)

CIRCUNSCRIPCIÓN ESCAÑOS REFORMA ELECCIONES 2015
TIERRA DEL FUEGO 1 3
SANTA CRUZ 2 2
LA PAMPA 2 2
LA RIOJA 2 3
CATAMARCA 2 2
SAN LUIS 2 2
CHUBUT 2 3
FORMOSA 2 3
NEUQUEN 2 2
RIO NEGRO 3 3
JUJUY 3 3
SAN JUAN 3 3
SANTIAGO DEL ESTERO 3 4
CORRIENTES 4 4
CHACO 4 3
MISIONES 4 4
SALTA 4 4
ENTRE RIOS 4 4
TUCUMAN 5 5
MENDOZA 6 5
C.A.B.A. 9 12
SANTA FE 9 10
CORDOBA 10 9
BUENOS AIRES 42 35

Fuente: elaboración propia a partir de los datos del Ministerio del Interior

 

En segundo lugar, en aplicación de la cuota Hare, se observa cómo, aunque los dos grandes partidos siguen teniendo una posición dominante en el Congreso de la Nación –perdiendo escaños tan sólo la Alianza Frente Para la Victoria (de 57 a 54 escaños)-, dicha fórmula ha permitido la introducción de pequeños partidos regionales, como el Frente Renovador, y ha aumentado el número de electores de aquéllos, tal y como se observa en el caso del Frente de la Izquierda y los Trabajadores, Alianza Progresista o Encuentro por Corrientes, si bien cabe llamar la atención sobre la desaparición del Frente Formoseño.

Gráfico 1. Configuración del Congreso de la Nación (antes y después de la reforma)

graf-2

Fuente: elaboración propia a partir de los datos del Ministerio del Interior

 

Con todo, se puede verificar cómo ambas medidas han supuesto (i) el aumento de la proporcionalidad en la representación y (ii) la entrada y mayor representación de pequeños partidos regionalistas, lo cual pudiera plantear la opción de una posible supresión del Senado, pues las provincias se encontrarían debidamente representadas en la institución con mayor peso en el procedimiento legislativo. Además, al no suponer una gran pérdida de escaños para las dos grandes Alianzas, puede aventurarse la salvaguardia de la gobernabilidad.

 

 

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA

Constitución de la Nación Argentina (1853).

World Values Survey. Wave 6: 2010-2014. Disponible en: http://www.worldvaluessurvey.org/WVSOnline.jsp. [Consultado el 04/12/2016]

Latinobarómetro. Informe 2013. Disponible en: http://www.latinobarometro.org/latContents.jsp. [Consultado el 04/12/2016]

Ministerio del Interior. Página web. Disponible en: http://www.mininterior.gov.ar/provincias/informacion-provincial.php. [Consultado el 04/12/2016]

[1] Datos del World Values Survey Wave 6: 2010-2014.

[2] Datos del Informe 2013. Corporación Latinobarómetro.

[3] Los cargos nacionales engloban a Senadores, Diputados, Presidente y Vice-Presidente y Parlamentarios del Mercosur (Nacionales y Regionales) Ver el Mapa de Cargos de la Dirección Nacional Electoral (Ministerio del Interior).

[4] Siguiendo el mandato del artículo 50 de la Constitución de la Nación Argentina.

[5] Ver Censos por Provincias. Ministerio del Interior.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s